:::: MENU ::::

miércoles, 20 de marzo de 2013

Con no poca asiduidad me cruzo con gente que dice que no se atreve a dibujar, escribir, cantar o bailar porque no se le da demasiado bien o simplemente por vergüenza. Vale, yo mismo soy uno de ellos y he de admitir que es algo que me mata un poco por dentro.

Para sobrellevarlo un poco mejor he fabricado una teoría. Veréis, creo que al nacer nos dividimos por un lado en “productores” y por otro, en “consumidores”.

Al primer grupo pertenecen aquellos individuos que, tocados por la varita mágica de algún ente superior, tienen el don de que un par de trazos en un lienzo les queden resultones; aquellos que en el colegio salían raudos hacia el encerado para leer ante toda la clase la redacción que habían escrito la tarde anterior. Además, suelen ser personas con una personalidad arrolladora y lo confieso, es la gente de este grupo la que suele captar toda mi atención y hacerme enamorar.

El segundo grupo lo componemos aquellos que, en fin, ponemos todo lo que podemos de nuestra parte y tal, pero al final no nos queda más que admirar la genialidad de los primeros. Y aplaudir enérgicamente cuando es debido, claro.

Y francamente, esta división me da asco. La considero arbitraria, ajena a lo que tiene la expresión artística de humano.

Pensad por un momento que aplicamos este mismo criterio a alguna actividad cotidiana, como hablar, por ejemplo. Pues bien, hay gente con voces realmente atractivas, a las que da gusto escuchar, voces que te invitan incluso a la fantasía ¡Joder, si es que algunas hasta te la ponen tiesa!



Otras, en cambio, resultan incómodas, estridentes e incluso a veces parecen no corresponderse con el cuerpo del cual salen.

Sin embargo, todos hablamos (salvo minusvalía). Aún no he conocido a nadie que se niegue a hablarte porque no le guste su timbre de voz o su acento.

Por ello os digo que cantéis, bailéis, escribáis versos aunque no rimen, hagáis puenting, escalada en hielo de riesgo extremo, aporreéis un piano. Yo que sé, que os masturbéis de formas originales...

De verdad, no importa cómo lo hagáis, lo único que importa es ¡hacerlo! Yo ya he empezado aventurándome a escribir (peor o mejor) en la blogosfera. ¿Y vosotros?

Pensad que de todas formas nos vamos a morir.
¡Bienvenidos!
¿TE GUSTÓ? HAZ CLICK

8 comentarios:

  1. :) Jeje, buen comienzo :P Ya pensaré en algo en lo que aventurarme, y te lo cuento.
    ¿Seguro que estás en el segundo grupo?

    Un montón de besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Pues creo que siempre estuve en el segundo, sí :P ¿Más cosas en las que aventurarte? ¿¡No tienes ya suficiente!? ;)

      Muchos besos!

      Eliminar
  2. Pues me parece muy bien!! hay mucho talento por descubrir y TODO, por mediocre que parezca, puede servir de inspiración a alguien.

    Voces que la ponen tiesa? Estas palabras tan explícitas me ponen tieso el vello jajaja

    Bienvenido Dieguín! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Freddy!

      Ya sabes que sin pequeñas ordinarieces como esa no sería yo, no esperes de mi pura poesía XD Besus!

      PD: y sí, tú también sabes que ese tipo de voces...existen :P

      Eliminar
  3. Aquí donde veís al, según él, "segundón" se llevó algún que otro premio de pequeño por escribir algún que otro cuento...

    Así que, aunque es cierto que unos tienen el camino más allanado que otros, alguien dijo alguna vez que "somos reyes o peones", es una cuestión de elección... o de eso trata de convencerse uno a diario...

    ResponderEliminar
  4. Anda que no ha llovido desde lo del cuento..."Un sueño hecho realidad" se llamaba. De un niño que deseaba viajar a otras galaxias! XD (aún conservo el original...casi un incunable!)

    Habrá que hacer un esfuerzo por ser "Rey" :)

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, Diego!! Totalmente de acuerdo =)
    PD: MI talento oculto es comentar entradas seis meses después de que se publiquen. Es lo que me hace especial :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde si la dicha es buena, Azucena! :) Bueno, tú de escribir sabes un rato. No todo el mundo puede decir que ha escrito un libro! ;)

      Eliminar